martes, 19 de noviembre de 2013

Virgen de Chiquinquira ilumine a Venezuela en Democracia Libertad y Paz





En las celebraciones de nuestra Señora Virgen Chiquinquirá, del Zulia y de Venezuela, encendimos las luces de la esperanza en Maracaibo de recuperar nuestra libertad en Democracia, los sones de las gaitas que laten en nuestros corazones, latieron en las protestas de autoconvocados.



Las alegres celebraciones de vivir en una tierra de milagros, no se hicieron sentir como en acostumbradas fiestas pasadas, de nuestras creencias de que será posible vivir en libertad y Paz, conservamos nuestras sonrisas de nuestro humor intrínseco.
 
Cumpliendo nuestro deber por las presentes y futuras generaciones, de distintas edades, clases sociales, protestamos, dejamos de embriagarnos en la insensatez de nuestras carencias, teniendo tantas abundancias de recursos, para encarar la Realidad, en Autocracia estamos, hasta las que iban a casarse, hicieron una pausa en tan crucial experiencia, para detenerse a tomar consciencia, sin Democracia el futuro se enluta, aferrándonos a nuestras creencias, sabemos que la recuperaremos.
 
 
 
 
Otros en las oleadas de gente histérica por abastecerse ante la escasez, colmaron los Centros Comerciales, se negaron abrir ante la desesperación colectiva, saqueos ante la mirada de nuestra señora, robando la dignidad de nuestro pueblo, nos negamos a saquear, conservemos nuestro amor a nuestra Venezuela, a nuestra integridad personal, ante la molestia de las largas colas a sustentarnos de la cesta básica, siendo marcados como ganado, siendo apresados empresarios, protestantes exigiendo sus derechos, entre el Caos la cordura de nuestra fe, del sublime aliento de nuestra libertad que Dios nos dio y que nadie nos puede arrebatar, la fe en nuestra Señora Chiquinquirá.

 

Fe que arribó a nuestras costas en una tablita, que una Guajira levantó de nuestro mágico lago del Rayo Catatumbo, y se quedó para siempre en nuestros corazones, creyentes en fe, en la hacedora de milagros imploramos en oraciones en la Basílica, entre las sinfonías de nuestras notas patrias y cantos religiosos, a pesar de mordaza informativa imperante hasta en las misas, iluminamos los cielos con nuestras plegarias la reconciliación de una Venezuela Unida en Democracia Libertad y Paz.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada