martes, 30 de abril de 2013

Día del Niño


 


Las futuras generaciones construirán con sus ilusiones y sueños castillos en el aire, la tierra y Universo, debemos protegerlas en la posibilidad de hacer lo imposible posible.
 
 

La niñez en su inocencia se encuentra la astucia intensa en crear la vida, sin retos inalcanzables siendo la imaginación la paleta de colores inagotables de arcoíris de ensueños.
 
 
 

Las historias en cuentos superan la realidad a la ficción, la aventura de despertar amaneceres de esperanzas en la sonrisa infantil de garabatos desdibujados los temores soles nos iluminan las mañanas.
 
 



Cantares de deseos de unión familiar, las bases esenciales de la sociedad por ellos cruzar las fronteras de lo increíble, para crear Cordilleras de la Vida volando las cometas en el azul del cielo hasta el ocaso de abrazos de amor.

 


Narraciones leídas en los textos antes de dormir continuar soñando admirar los ojos adormilados de encantos, tan valientes antes de sumirse en el elixir de las metas reencontradas entre la cotidianidad y la alegría de la infancia, besar las mejillas del cariño antes de dormir.

 

La educación letras, música, sonidos notas de moral y luces, arte de cultivar las flores del jardín del paraíso, valles del Edén siendo su nutriente la vitalidad de ideales de paz en la tolerancia comprendiendo los valores humanos.

 
 

Debemos admirarlos, amarlos como delicadas gotas de rocío, sin dañar las tenues reflejantes de la brillantez de sus acciones, validándoles las buenas acciones, siendo las raíces esenciales de la Humanidad.


Patricia Rincón
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada